Cristo Jesús es nuestro Reposo

“Por tanto esforcémonos por entrar en aquel reposo”  Hebreos 4:11

 INTRODUCCIÓN

Al estudiar  el libro de Hebreos encontramos una conexión muy directa entre los pactos anteriores, especialmente el pacto con Israel y el nuevo  pacto, en este encontramos que Jesús como el autor de la salvación y el testador de este pacto que con su muerte en obediencia al mandamiento de Moisés, cumplía a cabalidad con todas las exigencias de esa ley y así convertirse en el autor y consumador de la fe, necesaria para entrar al reino de Dios. Con este nuevo pacto se establece un nuevo sacerdocio según el orden de Melquisedec (rey de Salem, rey de paz) también un nuevo sacrificio y con mejores promesas, de manera que la salvación ahora está al alcance de Judíos y Gentiles, es decir para toda la nación del pueblo escogido, según el pacto con Abraham. El anhelo de Dios es ver a todo su pueblo entrar en su reposo, ya no de un día, sino el que Jesús ofrece, cuando dijo: “Vengan a mí todos los que están trabajados y cargados, y yo les haré descansar”

JESUS ES SUPERIOR EN TODO

 “Lo has hecho por poco tiempo inferior a los ángeles; lo coronaste de gloria y honra; todas las cosas sometiste debajo de sus pies.” Hebreos 2:7 RVA

  1. Jesús es superior a todos los profetas. 1:1,2
  2. Jesús es superior a los ángeles     1:13
  3. Jesús es superior a Moisés     3:3-5

Cada uno de los nombrados por las Escrituras y que fueron parte del plan de redención desde Abraham hasta David, los grandes profetas como Isaías, Jeremías, y aún los ángeles

Fueron limitados en cumplir todo lo que Dios pedía para obtener una salvación tan grande y eterna;  Jesús como el hijo fue designado para que se cumpliera todo “Todo está consumado.” Ya no queda nada por hacer en favor de los escogidos.

JESÚS ES NUESTRO VERDADERO REPOSO

 “Puesto que falta que algunos entren en el reposo…Dios ha determinado otra vez un día…por tanto queda todavía un reposo (un shabat) para el pueblo de Dios…hagamos pues, todo esfuerzo para entrar en aquel reposo, no sea que alguien caiga en el mismo ejemplo de desobediencia”. Hebreos 4:6-11

Para entrar en el reposo debemos ser participante de Cristo Jesús, estar en él, vivir con Él, y morir con Él para que también podamos resucitar con Él.

“Porque todos los que hemos creído entramos en ese reposo.” Hebreos 4:3

Tanto a aquel primer pueblo como también a nosotros se nos está anunciando las buenas nuevas, ellos no entraron por causa de incredulidad, por no creerle por fe a su palabra, por eso nos insiste el Señor diciendo:

“Si oyen hoy su voz, no endurezcan sus corazones.”  Heb. 3:15

ATENDAMOS DOS IMPORTANTES ADVERTENCIAS

  1. Contra la desobediencia Hebreos 2:2-4
  2. Contra la incredulidad    Hebreos 4.2-3, 11, 14-16